miércoles, 8 de febrero de 2017

La silla y sus ocultos significados

Me llamó tanto la atención el comentario, porque esta acción siempre era una consecuencia de las circunstancias, no algo hecho a propósito... o era por el gato, o porque habían bolsas y bultos puestos ahí...

Pero una vez que lo he recordado, siempre pasa algo y siempre termino haciendo lo mismo...

Sentarse en la silla, en un ladito, como si me fuera a parar de inmediato...

Y resulta que según Teresa, eso es signo de... ¿humildad? ¿No será un problema a la columna? ¿flojera? ¿o de plano pidulle?

No es primera vez que me dicen eso de la humildad... mmm fue como 30 años eso sí... no creo ser humilde, de las pocas virtudes que me reconozco esta no está ni por las tapas.

No creo que la forma de sentarme me dejina. No creo que las sillas sean tan premonitorias.

No sé por qué me pego tanto en cosas tan sin importancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario